Translate

GUSTAV KLIMT. . EL BESO.

  





























I.I.    Clasificación
  El beso
 Autor. Gustav Klint  uno de los más importantes representantes del modernismo austriaco conocido  como la Secesión  vienesa.
 Estilo : simbolista 
 Técnica: óleo y pan de oro sobre lienzo
  Formato  180 x 180 cm
   Fecha:  1907-1908
 Localización actual  :  Galería austriaca de los palacios Belvedere, Viena.

                Iconografía.     Muestra a una pareja abrazada que representan la felicidad quizá en el periodo  más dorado de nuestra vida la juventud  . Los dos amantes están encerrados o envueltos en una aureola o mejor en una especie de capullo de oro del que apenas sobresalen sus cabezas y sus manos. Existe una actitud dominante por parte del hombre y más sumisa por parte de la mujer que cierra los ojos   Apenas existe fondo y se encuentran sobre un prado   a modo de mosaico ( Klint estaba entusiasmado con los mosaicos bizantinos, estuvo en Rávena), los pies de ella se encuentran fuera de la alfombra asomándose a un abismo tal vez alusión a lo efímero de la pasión.
            II. ANÁLISIS FORMAL
                          Es un cuadro en el que la línea  es claramente perceptible delimitando las figuras y formas. En la figura femenina se perciben líneas   que  contribuyen a que adivinemos su cuerpo de líneas rectas y curvas.
                            Se pueden percibir varios tipos de  pinceladas unas acabadas y detalladas con otras largas y cortas mediante las que se conforme el volumen. 
           En el  fondo las pinceladas son pequeñas , paralelas y verticales  pero lígeras por la utilización de poca matería de color. 
       En cuanto a la composición.  Por una parte  se puede ver en general una forma cilíndrica que englobaría a la pareja; otros autores observan dos un rectángulo recio para el hombre dominador y un triángulo para la mujer.
             En lo que se coincide es en los escorzos. La mujer con cabeza hacia atrás y ladeada  a la vez que  mira  al espectador pero con los ojos cerrados.   El hombre también muestra postura escorzada , la cabeza hacia adelante rodeada de una corona de hojas y se retuerce para con los brazos coger o sujetar  la cabeza de la mujer.  Su maciza forma es símbolo de dominio.           
  El efecto luz se crea por medio del color y procede de los personajes centrales y de su aureola o capullo a modo de crisálida  que con luz dorada del pan de oro técnica utilizada para imágenes religiosas y aquí tema profano y erótico.  El dorado que simbolizaba la luz divina se convierte en este caso en   símbolo del amor que ilumina el espacio.
           En relación a los colores se pueden distinguir tres espacios diferentes: 
1   En la escena central predominan los colores  cálidos como los dorados ( pan de oro) y anaranjados . El vestido masculino se adorna con motivos rectangulares ajedrezados  blancos, negros y grises , mientras en el caso  de la mujer se  adorna con " mosaicos " de  círculos con diversos motivos  en los que alternan los colores cálidos y fríos.
  2.  En el fondo  reaparecen los colores cálidos  como el amarillo sobre ocre
 3.  En el espacio inferior dominan colores fríos verdes, magentas, lilas  con algunos amarillos que se asemejan a las teselas de los mosaicos. 
           No existe perspectiva tridimensional sino bidimensional  las figuras están yuxtapuestas sobre el prado . Tampoco hay efecto de profundidad. El cambio de planos se produce mediante el cambio de color del prado verde al ocre de la pared.
               En cuanto al ritmo es lento , detenido pero también existe una sensación de inestabilidad , de caida o vencimiento del peso de la pareja que forma unidad con el prado  hacia el abismo
              La expresión más significativa es la de la mujer de abandono, pero son especialmente expresivos las manos tocándose y los gestos de los dedos. 
                    
      III.   AUTOR Y SIGNIFICADO.
                  
        En los albores del siglo XX reinaba el optimismo por los nuevos inventos como la electricidad, metro, tranvia, los espectáculos de sociedad de masas , el contacto y la admiración por lo oriental. 
                .  G. Klint fue  componente junto con otros artistas como los arquitectos Olbrich y Otto Wagner del movimiento modernista o art nouveau llamado en Austria  : Sezesión vienesa.
           En sus pinturas se puede ver la influencia de los iconos y mosaicos bizantinos ( realizó alguna visita a Rávena)  y un gusto por lo femenino y sensual y erótico, retratando a sus modelos en  diferentes ángulos y en diferentes situaciones que mostraban el gusto nuevo y moderno por lo sensual y erótico  que despertó el rechazo de algunos críticos y de personas que las calificaban en aquellos años de obscenas.
     Otra de las influencias visible en su obra es la incorporación de elementos exóticos orientales de Asia y Egipto y la importancia de adornos y  elementos ornamentales especialmente visible en los círculos del vestido de la mujer o en la alfombra verde,  que hacían que sus obras brillaran como si fueran los colores de joyas. Con este brillo, estos adornos y estas formas sensuales sugería la alegría del deleite , de gozar  en el esplendor de la juventud. .
Klimt nunca se casó pero tuvo muchas relaciones de las cuales tuvo cuatro hijos ilegítimos. Su gran amor fue Emile Floge con quien tuvo 27 años de romance.
     El Beso fue su obra maestra pertenece a su última etapa de su fase dorada  caracterizada por el decorativismo.  Con esta obra  culminaba su investigaciones sobre el tema del deseo humano   


SIGNIFICADO.  Esta pintura  es quizás  una alegoría de la intensidad pero también a veces brevedad de la pasión en la estación más favorable para el amor la juventud.  Los amantes representan la conexión de energías opuestas. El hombre muestra un contraste blanco y negro, binario, racional y mostrando su fuerza cuando atrae a la mujer en sus brazos. La mujer equilibra esta energía con su cariño, calor y color que se retroalimenta de la ‘madre naturaleza’ a través de los hilos de flores saliendo de sus pies.


El cuadro El beso representa  así mismo el ‘sentimiento’ de la pérdida de uno mismo que los amantes sienten. La sensación de AMOR pleno, fuerte, sexual y espiritual.